Volkswagen Magazine

Golf

El eterno referente.

Volkswagen Golf no renuncia a su papel como líder de los compactos. Con cuatro décadas de experiencia, este ícono se consolida como un modelo a seguir.

Por Carlos Quevedo
Fotografía José Luis Ruiz

En su Séptima Generación, Golf está mejor que nunca: aplica todo el esfuerzo y conocimiento de la Marca alemana en el que es su modelo más importante. Y es que no sólo es el auto más vendido en Europa, sino que es un símbolo de Volkswagen cuyo alcance se diría que es equiparable al del mismísimo Vocho, pues Golf se ha convertido en el súperventas de la marca, a pesar de que por muchos años éstos se produjeron simultáneamente a nivel global, e incluso llegaron a compartir techo en la línea de montaje.

Una de las claves de su relevancia en el mercado es una fórmula completamente versátil, una que piensa en las necesidades que muchos tienen al momento de comprar un automóvil: buen espacio interior, bajo consumo de combustible, un andar cómodo, una construcción robusta, altos niveles de seguridad y mucha tecnología a bordo, conjunto que siempre se ha distinguido por lucirse en una carrocería sobria y funcional, un ícono atemporal de la discreción,

Fácil: La caja DSG reúne las mejores ventajas de una manual con la conveniencia de una automática.

una elegancia propia del país teutón, de su filosofía y de los principios de la propia Volkswagen desde sus raíces. Adicionalmente, la satisfacción que con los años se ha ido cultivando en muchos propietarios ha formado una imagen de calidad sólida. Pero, ¿cuál es el tercer pilar? Ver también por los más entusiastas con un manejo divertido, pero seguro, con un desempeño siempre disfrutable. Golf piensa en todos desde que naciera en 1974.

Y por su prestigio, Golf está lleno de halagos de la prensa internacional, que ha galardonado a su séptima generación como el Auto Importado del Año en Japón, el Auto del Año en el Mundo, el Auto del Año en Europa o el Auto del Año en Norteamérica,

entre otros.

Que haya sido premiado por periodistas del automóvil en los países más exigentes no es poco y habla de un auto hecho a conciencia para imponer el estándar a seguir en su segmento y en la industria. Pero el criterio de un grupo de personas especializadas no sería suficiente sin el reconocimiento más importante al final: el de los clientes, el de aquellos que a diario conviven con el auto, que lo mantienen, lo conservan y al que le confían su rutina día tras día. Esto también está en Golf, siendo uno de los modelos más vendidos en Europa durante la primera mitad de 2015. Golf es el auto de mayor volumen en el Viejo Continente y también es la clave para que Volkswagen sea la número uno en todo el mundo.
Queda claro que se ha conseguido desarrollar, una vez más, un producto de clase mundial que cumpla en la diversidad de escenarios y dificultades esté donde esté, un auténtico reto, pues todos los componentes mecánicos tendrán que funcionar de acuerdo a las expectativas, gustos y requerimientos cambiantes según donde se encuentre. Un motor tendrá que entregar todo de sí con distintas condiciones, una suspensión deberá resistir y brindar comodidad en carreteras de países desarrollados o en aquellas en vías de progresar, su cabina tendrá que albergar personas de todas las tallas. Ese es el verdadero concepto de un automóvil global, uno que se adapta, sin perder su esencia, a las situaciones de ese lugar en el que rodará durante años.
Por obligación, un automóvil que está en la vida de tantas personas y familias tiene que garantizarnos seguridad. Al final es el encargado de llevar a aquellos que más queremos y estamos dispuestos a proteger. Por ese motivo, Golf obtuvo cinco estrellas en las pruebas del EuroNCAP en 2012 y del LatinNCAP en 2014 , demostrando que, independientemente del lugar en que se comercialice, la vida sigue por delante y los estándares no se verán reducidos según el país en que esté. Una estructura de aceros de altísima resistencia provee la protección necesaria junto a siete bolsas de aire que desde todos los frentes velan por la integridad y tranquilidad de quienes estén dentro.
Pero la seguridad no solamente aplica en caso de un incidente y Volkswagen lo tuvo presente al dotar a Golf con una suspensión de alta sofisticación que asegura el apoyo de las llantas sobre el suelo en cada circunstancia. El sistema multibrazo trasero, además, entrega un confort de marcha sin igual para un vehículo compacto. Frenos de alto desempeño con la asistencia del ABS, sumado al control de estabilidad ESC y el de tracción ASR, aseguran el mayor agarre y el permanente dominio en carretera.

Uno de los mayores atributos de Golf es una línea de motores y transmisiones contemporánea de excelente desempeño.

Identidad: Las formas de Golf han sabido conservar con el tiempo ese sello funcional y elegante.

Como un asunto de responsabilidad con el público y el planeta, uno de los mayores atributos de Golf es una línea de motores y transmisiones contemporánea que mezcla lo mejor de un excelente desempeño con la tranquilidad de un consumo de combustible reducido. Así, de un 1.4 litros de cuatro cilindros se extraen 150 caballos y 250 Nm de torque, cifras que en la práctica se traducen en facilidad para adelantar, un tránsito tranquilo y seguro por cualquier carretera y pocos esfuerzos mecánicos al mover una carrocería ligera. Por tratarse de un motor turbocargado, hay plena energía sin tener que acelerar a fondo con frecuencia y no se tiene que recurrir a una mayor cilindrada para lograr buenos números de potencia y par.

La carga tecnológica continúa con las cajas de seis o siete velocidades, de acuerdo a si se opta por una manual o la afamada DSG, solución en la que Golf fue pionero en su segmento y brinda múltiples ventajas, pues los dos embragues proveen una rapidez sin igual entre cambios evitando así el desperdicio de fuerza; además, el hecho de contar con una sexta y séptima marcha libra de cargas innecesarias al motor a velocidades de carretera, aumentando de forma considerable la autonomía, reduciendo las emisiones contaminantes y aumentando el confort de marcha al ser ésta más silenciosa.

Corte avanzado: Los rines de 17 pulgadas en Golf Highline mezclan deportividad y sobriedad.

Si se busca más rapidez, el GTI aporta un dos litros, también turbo (TFSI) con 220 caballos y 350 Nm unido a una DSG de seis relaciones, haciéndolo un pequeño cohete que le rinde homenaje a esas tres letras que tantas pasiones despiertan, todo con una conducción segura, estable, predecible, refinada y confortable que no sacrifica en absoluto eso que caracteriza a todo Golf.

Como si no fuera suficiente, la abundante modernidad va más allá de las líneas atemporales y los avanzados motores y transmisiones. El interior revela materiales de altísima calidad con ajustes, texturas y atención al detalle propia de Volkswagen, integrando una pantalla táctil multifunción, instrumentos que muestran información a color o un equipamiento que va desde un techo panorámico hasta sensores de estacionamiento que detectan obstáculos no únicamente adelante y atrás, sino en los laterales. Estacionarse será una tarea fácil, porque además la visibilidad a donde se mire es excelente debido a las formas funcionales y las grandes ventanas. La forma sigue a la función. ¿Y en qué lugar se arma uno de los autos más completos del mercado? Justo en Puebla, ciudad en la que se ubica una de las plantas referentes del mundo automotor global gracias a sus procesos de calidad, eficiencia en operación y símbolo del progreso y pujanza de México ante el planeta. Es por eso que Volkswagen confía al talento nacional el proveer a la región de este representante por excelencia del buen hacer alemán. Un excelente auto hecho en casa.

Golf cuenta con una suspensión de alta sofisticación que asegura el apoyo de las llantas sobre el suelo en cada circunstancia.