Volkswagen Magazine

Innovación

Movilidad,
tecnología, futuro
.

Hasta hace una década, la información que se tenía sobre autos eléctricos, sistemas de transporte sustentables o el desarrollo de tecnologías más eficientes era casi como de ciencia ficción. Algunos años después, tenemos el privilegio de atestiguar cada paso en el camino que Volkswagen ha emprendido rumbo a un futuro móvil que se vislumbra cada vez más cercano: el de las cero emisiones.

Texto Jonathan Miranda
Fotos Volkswagen AG

Pensemos por un momento en la industria automotriz de hace 30 años… ¿Qué vino a nuestra mente? Autos de todos los tamaños posibles, motores sedientos de combustible con cilindradas cuyo fin era únicamente generar movimiento y, por supuesto, el crecimiento del parque vehicular mundial. El costo ha sido alto para el planeta, sin embargo, es el hombre mismo quien hoy en día, con ayuda de la tecnología, puede redirigir el rumbo hacia un futuro más limpio, eficiente y sustentable; en este camino, Volkswagen AG se prepara a ser ejemplo de la movilidad cero emisiones.

La creación de eléctricos está inevitablemente ligada al desarrollo de tecnologías y éstas, a su vez, a la necesidad de encontrar alternativas sustentables a problemas actuales como el cambio climático o la sobreexplotación de recursos naturales. En el caso de la industria automotriz, el más afectado es el petróleo. No hay vuelta de hoja en este tema, la durabilidad ya no está garantizada.

En su fase de desarrollo, los eléctricos están tomando roles cada vez más complejos; tareas y funciones que nunca imaginamos propias de un automóvil. Para Volkswagen, el tema de los eléctricos no se trata únicamente de cero emisiones, grandes autonomías o cargas eficientes. Desde su diseño, cada eléctrico desarrollado por la marca alemana ha tenido como premisas la seguridad, el confort, la conectividad e, incluso, nuestra aplicación más novedosa desarrollada en Wolfsburg: el manejo autónomo.

Los motores eléctricos serán una constante en los autos. El futuro se ve cada vez más cerca.

Antes de todo

En la actualidad, hablar de eléctricos resulta un tanto común, y no es para menos, puesto que su presencia es paulatinamente más notoria en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Su origen data de principios del siglo pasado (1900, aproximadamente) con la presencia de taxis eléctricos que se usaron en Nueva York, mientras que en Suiza, algunos autobuses turísticos eléctricos creados por una compañía local documentaron una autonomía entre los 60 y 100 kilómetros.

»Volkswagen utiliza plataforms modulares especiales que  permiten una optimizacion adecuada del espacio, peso y materiales.«

Más tarde, empresas americanas comenzarían a implementar –sin mucho éxito– el arranque eléctrico como medio para poner en marcha sus motores a combustión. Para los años 20, los vehículos con motores convencionales empezaron a adueñarse del mercado, por lo que toda creación tecnológica a favor de los autos cero emisiones se vio abruptamente interrumpida, frenando todo desarrollo en este sentido, hasta 1996, cuando el tema nuevamente volvió a la agenda de la industria automotriz.

E-Up!

Motor: Eléctrico de 60 kw
Torque: 210 Nm
Autonomía: 160 km
Batería/capacidad: Ione-litio/18.7 kw

Está construido a partir una gran propuesta de diseño, acabados y atención al detalle, optimizando también sus capacidades dinámicas, de espacio, además de eficiencia. Con tecnologías como un sistema de recuperación de energía por frenado o los diversos gadgets en su interior, e-up! representa un excelente ejemplo de movilidad, cero emisiones y tecnología.

Tecnología: El espacio en el piso se ha optimizado para dar cabida a las baterías resistentes al frío o calor. Emplea inversores y convertidores para alimentar los diversos sistemas del auto, usa tecnología LED en las luces principales, así como numerosas asistencias de manejo e infotenimiento. Por medio de la aplicación Volkswagen Car-Net e-Remote se tiene acceso a información del auto como datos de viaje, estado de carga, consumo de energía, ubicación, bloqueo, desbloqueo, etc.

»Actualmente un modelo Volkswagen electrico puede llegar a cualquier lugar bajo cualquier condicion de manejo.«

Desde su fase de desarrollo, BUDD-E muestra la manera de optimizar espacio al ubicar la batería en la zona más baja.

¿Qué es un auto eléctrico?

En primer lugar, sabemos que no utilizan combustible puesto que su motor es cien por ciento eléctrico, también estamos enterados de que no generan residuos; su construcción se basa en materiales eficientes para su buen funcionamiento y son amigables con el medio ambiente. Pero, en realidad, ¿conocemos bien su estructura?

En la construcción de sus unidades de este tipo, Volkswagen utiliza plataformas modulares que permiten una optimización adecuada del espacio, el peso y la fácil adaptación de materiales, sin perder de vista puntos primordiales como la seguridad, la rigidez estructural, la autonomía y el tiempo de recarga.

Uno de los temas con mayor complejidad es encontrar acomodo a las baterías de ion-litio, sin perjudicar la funcionalidad o practicidad del habitáculo. Recordemos también que en este apartado, los autos eléctricos Volkswagen ya contemplan un amplio abanico de posibilidades en conectividad, manejo, confort y espacio. Así pues, un cero emisiones esencialmente consta de los siguientes componentes:
Motor eléctrico
Batería(s) de ion-litio
Cargador
Placas fotovoltaicas
Conversores e inversores de corriente

Volkswagen realiza importantes inversiones de tiempo y presupuesto en el desarrollo de sus eléctricos que, hoy por hoy, se encuentran ranqueados entre los mejores de la industria. Esto no ha sido fácil, y aun en pleno auge de la tecnología automotriz, alcanzar el alto índice de calidad que la marca ofrece en un segmento con tanto potencial es una ardua labor para los diseñadores, ingenieros y el personal encargado de su desarrollo y construcción.

Volkswagen BUDD-e

Motor: 2 eléctricos de 100 kW (frontal) y 125 kw (trasero)
Autonomía: 533 km
Batería/capacidad: Ion-litio/92.4 kw

Con la llegada de BUDD-e, Volkswagen mostró al mundo una nueva manera de concebir la movilidad eléctrica y los sistemas interactivos de manejo basados en una plataforma modular eléctrica (MEB). Emplea dos motores eléctricos: un frontal de 100 kw y uno trasero de 125  kw alimentados por baterías capaces de recargar el 80 por ciento de su capacidad en solo 30 minutos. El Budd-e cuenta con una interfaz (HMI) que vincula por completo al conductor con el auto. El BUDD-e además, conmemora a la marca con un diseño sobrio y futurista.

Tecnología: La Plataforma Modular es la base para alojar a lo largo del piso las baterías de última generación. Mediante la interfaz HMI, el control por gestos es una realidad que resulta en un manejo más seguro e intuitivo, siendo esto el medio de control para la mayoría de las funciones. Un Display Activo brinda información general del vehículo, mientras que la Unidad Principal se encarga del infotenimiento y la conectividad.

Autonomía vs recarga

Uno de los temas centrales en torno a los eléctricos indudablemente se encuentra en su autonomía. Este aspecto depende del tipo, la calidad y el tiempo de recarga que necesite la batería que proveerá de energía al motor eléctrico. El ion-litio es el compuesto más utilizado en la construcción de las baterías implementadas por los modelos Volkswagen eléctricos. Las baterías son en gran medida las responsables de otorgar autonomía al vehículo. Actualmente, Volkswagen ha desarrollado pilas que rondan ya los 600 kilómetros de autonomía, un importante avance si se toma en cuenta que hace una década, el promedio de este parámetro rondaba los 250. De esta manera se garantiza que los usuarios de nuestros vehículos eléctricos tengan el mejor rendimiento en sus recorridos. El riesgo de quedar varados ha quedado atrás, actualmente un Volkswagen eléctrico puede llegar a cualquier lugar bajo diversas condiciones de manejo.

Seguridad

El desarrollo de un eléctrico dista mucho de cualquier proceso de fabricación para un vehículo a combustión. A pesar de que esencialmente podría tener gran parentesco, no es así. En principio, Volkswagen ha creado una plataforma especial sobre la cual cobran vida modelos como e-Golf,  e-Up!, I.D o I.D. BUZZ denominada Modular Electric Drive Kit (Plataforma Modular Eléctrica, MEB por sus siglas en inglés). La MEB permite que todo el diseño escale a niveles de optimización de espacios y seguridad nunca antes vistos.

La base de todo es la baja ubicación de la batería, ya que sobre ésta tendrá lugar cada trazo y pieza del nuevo eléctrico permitiendo con ello un gran y versátil espacio interior, por ejemplo. Con ello, Volkswagen cumple y sobrepasa las más exigentes normas de seguridad automotriz internacionales, donde la tecnología es factor determinante para potenciar este apartado. El desarrollo de sistemas como el manejo autónomo, el control gesticular y las asistencias electrónicas anticolisión o post-colisión, entre otras, cumplen una importante misión al momento de prevenir accidentes y salvaguardar vidas.

Volkswagen I.D.

Motor: Eléctrico de 125 KW
Autonomía: 600 km
Batería/capacidad: Ion-litio/nd

Está construido a partir de una plataforma modular especial para vehículos eléctricos (MEB) y se perfila como la punta de lanza en la estrategia de Volkswagen hacia el futuro de las cero emisiones. Su motor de 125 KW y una batería de alto voltaje le otorgan hasta 600 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 160 km/h. El I.D. estaría listo para su comercialización en 2020.

Tecnología: I.D. se basa en cuatro pilares clave para el futuro de la movilidad: sustentabilidad inteligente, manejo automatizado, manejo intuitivo y conectividad. Mediante la plataforma modular eléctrica (MEB) se ha conseguido desarrollar todo su potencial. Cuando se comercialice en 2020, será la mejor opción en cuanto a valor-precio, además, su columna de dirección retráctil, y el espacio optimizado en el interior, encaminan al I.D. hacia el manejo autónomo.

¿Qué sigue?

No es muy pronto para saberlo. El futuro nos está alcanzando y los eléctricos ya circulan entre nosotros. El verdadero reto no se encuentra en su desarrollo, diseño o fabricación, sino en crear conciencia e informar a los usuarios sobre su existencia, cualidades y beneficios; en crear a nivel mundial, la infraestructura necesaria que facilite los temas adyacentes a estos autos tales como las estaciones de recarga tanto en ciudades, carreteras como en los hogares; homologaciones de costos por consumo de electricidad, más beneficios fiscales, reducción de costos, crear centros de servicio, involucrar a países en desarrollo, etc.

»Los cuatro pilares para el futuro de la movilidad: sustentabilidad inteligente, manejo automatizado, manejo intuitivo y conectividad.«

Volkswagen alista detalles para comenzar la producción y distribución mundial más grande de autos eléctricos. Para 2025, la marca alemana desarrollará más de 30 nuevos modelos de este tipo, los cuales estarán completamente ligados al mundo digital, el manejo autónomo y la conectividad, abriendo nuevos horizontes y posibilidades en la manera de diseñar y construir vehículos, cuyo enfoque principal será cubrir las necesidades y beneficiar a nuestros clientes en todo el mundo. A esta estrategia, Volkswagen AG le ha denominado “Think New”; bienvenidos a la nueva era.

I.D. BUZZ representa la nostalgia de un icónico diseño fusionado con los más impresionantes guiños futuristas.

Volkswagen I.D. Buzz

Motor: 2 eléctricos de 150 kw
Autonomía: 600 km
Batería/capacidad: Ion-litio/nd

Este concepto de Volkswagen representa la nostalgia y el rostro más moderno, positivo y funcional del emblemático vehículo de pasajeros de la marca. Cuenta con dos motores eléctricos (uno en cada eje). Se encuentra construido sobre una versión extendida de la nueva plataforma modular eléctrica (MEB); y será capaz de recorrer 600 kilómetros con total autonomía.

Tecnología: Gracias a una versión extendida de la plataforma MEB y a la ubicación de la batería a lo largo del piso, I.D. BUZZ cuenta con un amplio espacio interior, así como una excelente distribución de peso. La suspensión electrónica optimiza su calidad de marcha. I.D. BUZZ es un guiño de Volkswagen al futuro no solo de la movilidad, sino de la transportación autónoma.