Volkswagen Magazine

Innovación

Nuevo transporte eficiente: I.D. Buzz

El concepto del primer auto en la nueva generación de vehículos eléctricos Volkswagen robó cámara durante el Salón Internacional de París. En aquel momento, I.D. representaba el primer paso oficial de la marca hacia la nueva era del automóvil. Este es solo el principio de una gran estrategia desarrollada en Wolfsburg bajo la premisa “We make the future real”.

Texto John Miranda
Fotos Volkswagen AG

El futuro del automóvil a mediano plazo nos deja ver la importancia de contar con alternativas reales en donde la movilidad, la tecnología y el medio ambiente estén firmemente involucrados. Respondiendo a esta nueva manera de conceptualizar la funcionalidad y versatilidad de la transportación personal o grupal, Volkswagen presenta su nuevo Vehículo Multipropósito –Combi, para los más nostálgicos– de la nueva era: el I.D. Buzz. Este auto presentado al mundo en el Salón de Ginebra, Suiza, constituye su diseño y prestaciones en función de la nueva Plataforma Modular Eléctrica (MEB, por sus siglas en inglés), perfectamente adaptada para trabajar bajo las condiciones que requiere un vehículo de mayores proporciones, en el que los pasajeros encontrarán total acomodo y un sinfín de posibilidades en cuanto a confort, espacio y tecnología.

La llegada tanto de I.D como de I.D. Buzz no quiere decir que el trabajo esté ya hecho; hay una brecha muy importante por recorrer en el camino de la movilidad eléctrica, sin embargo, el propio Presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen, Dr. Herbert Diess, ha puesto sobre la mesa las metas a cumplir: “De 2020 en adelante, un nuevo grupo de autos totalmente eléctricos y ‘conectados’ irá formando parte de la familia I.D., siendo accesibles para millones de personas en el mundo, no solo para los millonarios. Además, para 2025, la marca proyecta vender un millón de eléctricos por año, haciendo con esto que la electro-movilidad se convierta en el nuevo sello de Volkswagen”.

¿Quién es I.D. Buzz?

El concepto e innovaciones tecnológicas de este auto hubiesen sido inconcebibles sin la influencia del icónico Volkswagen T1, el cual marcó varias épocas. I.D. Buzz es un nombre que surge como un juego de palabras, en el que la nomenclatura “I.D.” se interpreta como una idea, una identidad, como lo individual e inteligente. Por su parte, “Buzz” rinde homenaje al antiguo modelo Bus, al tiempo que hace alusión a la marcha silenciosa (“buzzing”, en inglés) y a los rasgos más representativos –y futuristas–de esta nueva versión eléctrica.

La reinterpretación del icónico Volkswagen T1, aquel que marcó varias épocas, ha encontrado sus rasgos más representativos y futuristas– en el I.D. Buzz.

Lo que percibimos cuando miramos al I.D. Buzz es un conjunto de elementos visuales que se han tomado del legendario T1; la mejor manera de entenderlo es darnos cuenta que en realidad no vinieron del pasado, más bien, del futuro. De hecho, el propio Klaus Bischoff, Jefe de Diseño de Volkswagen, ha comentado: “en I.D. Buzz no creamos un modelo retro con rines de 22 pulgadas, solo dimos el siguiente paso lógico para idear uno de los multifuncionales mejor diseñados del mundo”.

El patrón de pintura recuerda al T1 original, ahora reinterpretado en tonos amarillos, plata y grises metálicos. No hace falta mucho para notar que las superficies exteriores lucen un diseño limpio y homogéneo, revelando la visión original de una Van que se proyecta al futuro. Otro elemento icónico en este vehículo son las luces redondas principales del modelo original, incluso las líneas y formas del techo, así como los pilares manifiestan claramente que toda la ejecución de su diseño ha tenido que mirar al legendario T1 hasta llegar a este nuevo concepto. El trabajo de iluminación exterior es sencillamente exquisito. Volkswagen lo ha denominado “wrap-around” y se refiere a un acabado en aluminio mate que guarda dispositivos de luz ambiental proyectados por todo lo largo de I.D. Buzz, creando una vista única en ambos logos, sobre todo en la oscuridad. Los ingenieros de diseño consideran que el “wrap-around” es la moldura cromada de la nueva era.

Enfocado en las personas “El diseño de esta Van conceptual coloca a las personas como su objetivo principal. Debe parecer que los está invitando a pasar”. Así es como Klaus Bischoff, Jefe de Diseño de Volkswagen, describe lo que sucede con el interior de I.D. Buzz. Desde los materiales empleados como la madera, el cuero o aluminio, hasta los acabados como las costuras de punto y las diversas texturas de los componentes, el interior se ha llevado a más hasta convertirse en una sala de estar, un lugar móvil que se sienta como casa u oficina. Evidentemente no hay algún elemento clásico, sin embargo, podemos encontrar nuevos e intuitivos sistemas de control como la columna de dirección, displays digitales y una tableta que funge como consola central que también puede ser utilizada fuera del auto.

»El manejo autónomo se activa tocando el logotipo del volante.«

Klaus Bischoff, Jefe de Diseño de Volkswagen

Gracias a la delgada batería empleada en la plataforma eléctrica (MEB) se optimizan los espacios y se permite que el sistema de asientos cree un entorno tal como el de una sala de casa o un lounge para ocho ocupantes. Los asientos pueden ser doblados como una mesa, mientras que la tercera fila ¡se convierte en una cama con apenas un par de movimientos! Los acabados juegan un papel primordial, ya que se encargan de crear una atmósfera excepcional. Colores cálidos, incrustaciones de aluminio, iluminación ambiental, costuras e incluso los diseños “honeycumb” plasmados sobre el piso de madera, inmediatamente nos transportan al futuro.

I.D. Buzz

Motor: 2 eléctricos de 150kw c/u
Batería: Ion-litio
Tracción: Integral en las cuatro ruedas
Capacidad: 275 kw
Autonomía: 600 km
Aceleración: 0-100: 5 segundos
Velocidad máxima: 160km/h
Plataforma: Modular Eléctrica Extendida (MEB)

Haz lo que quieras, él maneja

En I.D. Buzz se disfruta de un plácido manejo acompañado por un amplio compendio de funciones y amenidades, pero ¿quién querría manejar cuando se puede disfrutar leyendo un libro, tomando un café o enviando correos a la oficina en cada trayecto? Esto ha pasado de ser una posibilidad a una realidad tangible gracias al manejo autónomo. Esta impresionante función se activa tocando el logotipo del volante. Inmediatamente, la columna de dirección se repliega y las luces interiores cambian de forma automática a colores que favorecen la tranquilidad y relajación.

Es entonces cuando un impresionante compendio tecnológico que incluye sensores láser (cuatro de ellos situados en el techo), radares, sensores ultrasónicos, así como cámaras laterales frontales y traseras trabajan con extraordinaria perfección para que el tránsito se mantenga constantemente monitoreado y actualizado. Incluso las luces principales cambian a un modo más dinámico en el que ajustan su intensidad de acuerdo a la velocidad. Los radares estarán atentos y listos con alertas especiales, en caso de detectar niños o ciclistas en el trayecto. Si en determinado momento el conductor decide retomar el control, bastará con tocar nuevamente el logotipo del volante o pisar el pedal del freno o el acelerador para que I.D. Buzz retorne al manejo tradicional.

»El diseño de esta Van conceptual coloca a las personas como su objetivo principal.«

Klaus Bischoff, Jefe de Diseño de Volkswagen

¿Cómo ha sido posible?

Desde el primer momento en que los autos cero emisiones comenzaron a tomar lugar en la agenda de Volkswagen, fue imprescindible crear la base adecuada para construir este tipo de vehículos. Así es como surgió la Plataforma Modular Eléctrica (MEB). Este importante desarrollo ha permitido ganar además de flexibilidad, fiabilidad al momento de diseñar los modelos eléctricos tales como I.D. Buzz. Con la MEB cambia todo, desde la manera de optimizar espacios, hasta la seguridad total de auto, basándose en la ubicación de la batería de ion-litio que ha encontrado acomodo en la parte más baja del habitáculo, permitiendo a su vez la integración de un par de motores eléctricos de 150 kw –uno en cada eje– para que este vehículo con tracción en las cuatro ruedas comience su silencioso desplazamiento.

El nivel de acabados de I.D. Buzz es impecable y la combinación de materiales exquisita.

La capacidad total de I.D. Buzz es de 275 kw, puede recorrer 600 km sin recarga alguna; acelera de 0-100 km/h en cinco segundos, alcanza los 160 km/h de velocidad máxima y únicamente le toma 30 minutos recargarse en un 80 por ciento de su capacidad. Gracias a la versión extendida de la MEB, cuyas dimensiones son de 4.94 metros de largo, 1.97 de ancho y 1.96 de alto, este modelo también puede generar su propia energía y equipar una pequeña batería extra de 83 kw. No falta mucho para que desarrollos como I.D. Buzz comiencen su silencioso y notorio andar en las calles. Indudablemente, esta es solo la antesala de una era en la que los vehículos eléctricos serán protagonistas de lo que nos espera como especie y civilización, donde entonces Volkswagen continuará fusionando el ADN de sus increíbles diseños con latecnología del futuro.