Volkswagen Magazine

Historia

Bodas de oro.

Un viaje que apenas inicia y que lleva medio siglo recorrido, en una estrecha y fiel relación entre la tecnología alemana y el público mexicano.

Texto y fotos Yacko Cornejo

Corría 1954 cuando llegó por primera vez Volkswagen a México con motivo de una exposición industrial en Ciudad Universitaria, fue ahí donde se conocieron y el amor a primera vista fue instantáneo.
A partir de entonces no perdieron oportunidad para comprometerse de manera formal, y fue en 1964 cuando se inició la construcción de la Planta de Puebla, hogar que engendraría generaciones y generaciones de autos que formaron parte de las familias mexicanas a lo largo de cinco décadas. En 1967 nació el hijo preferido, el primer sedán producido enteramente en tierras mexicanas, un alemán con sabor mexicano.

La recepción.

Un camino lleno de anécdotas recorridas kilómetro tras kilómetro a lo largo de 50 años no podía pasar desapercibido, por lo que la Marca organizó una caravana que reunió a clubes, entusiastas y seguidores de Volkswagen. La fidelidad motivó a los más de 150 autos de distintos modelos y épocas a recorrer las principales avenidas del Distrito Federal. Bajo el lema “50 Años en México”, los invitados previamente seleccionados y autorizados comenzaron su recorrido desde el Parque Tlaxcoaque, ubicado en la calle 20 de Noviembre, en el Centro Histórico. Las sirenas de la policía abrieron paso a los orgullosos propietarios de los Beetle, Safari, Golf, Bora, Polo. Fue así como el Eje Central se paralizó durante 20 minutos, ante la mirada atónita de los peatones, que no dejaban de señalar a sus modelos preferidos. La Glorieta de Colón, en Reforma, miró pasar a las queridísimas combis, que durante décadas fueron parte de la vida cotidiana.

Regalo de bodas

Y como broche de oro, los padrinos (los ejecutivos de la Marca) hablaron de la campaña “El Volkswagen de tu Vida”, comparte tu historia y gana. Participaron en ella todos aquellos que contaron
una historia de vida junto a su auto y
el ganador recibió un premio increíble: Volkswagen de México le regaló un Nuevo Golf 2015 para así comenzar una nueva historia de pasión compartida.

Todos los estilos, modelos y épocas se dieron cita para recorrer la capital mexicana y así celebrar 50 años de una historia común.
De una pasión común: el amor por nuestros Volkswagen.

En la Ciudad de México se ha vuelto tradicional el observar cómo muchas parejas se toman fotografías de bodas en la Glorieta del Ángel de la Independencia, por lo que nosotros no perdimos la oportunidad de tomar el momento exacto cuando un par de Karmann Ghía pasaron por enfrente del Ángel, un reflejo de los tiempos gloriosos de una Marca que sigue vigente en el corazón de la gente.
La caravana terminó su recorrido en la explanada de la Delegación Cuauhtémoc, donde la firma agasajó a sus invitados con un banquete muy a la mexicana. Un día inolvidable que quedará grabado en la memoria de todos aquellos cómplices de una increíble relación que apenas comienza.