Volkswagen Magazine

Jetta

Modo de ser

Así como aquellas personas con un carácter afable que a todo mundo agrada, hay vehículos también capaces de generar afinidad con casi todo el que se pone tras su volante. En ocasiones y mucho antes de abordarlos, basta solo con observarlos. Así es el Nuevo Jetta 2015. Hoy más que nunca. 

Texto Héctor Torres 
Fotografía Carlos Quevedo 

Autos como éste son los que precisamente amalgaman una serie de atributos sobresalientes con una reputación determinante para resultar en creaciones con un estilo único, uno que no puede replicarse por más que se intente. Y es que, por décadas, Jetta ha sido ese auto que hace todo por nosotros. Ese que nos lleva de viaje con los que no pueden faltar en una excursión; el que no nos falla en el trajín del día a día. Ese que, al reunir en la justa medida las cualidades de versatilidad, deportividad y refinamiento, representa también la materialización de un éxito consumado. Con esta, su más reciente actualización, el sedán compacto más querido de México refresca su imagen y reafirma esa personalidad que tan bien lo define y separa del resto.  

Más que una cara bonita.

Los trazos que ahora le imprimen un talante más moderno han sido cuidadosamente pensados para acentuar la presencia que ya de por sí posee frente a propios y ajenos a la Marca. En la faz del conjunto, por ejemplo, se tienen superficies más amplias y anguladas que exhiben una figura más robusta desde que se empieza a recorrerlo con la mirada, integrándose así al mismo lenguaje de diseño que ya comparte con sus hermanos en el portafolio internacional. Sin embargo, retiene todos esos rasgos que lo hacen inconfundiblemente Jetta. Así, presume una fascia de nuevo esculpido que da espacio a un sutil, pero apreciable reordenamiento de los faros principales, a su vez enmarcados por una parrilla ahora más ancha y con insertos brillantes que realzan con elegancia el sello de la casa al centro. De igual manera, en la parte baja se ha reaprovechado el trazado trapezoidal para albergar unas luces de niebla renovadas y de paso ganar una barbilla más prominente.  

Tras manejarlo algo se hace evidente:
congeniar con este Nuevo Jetta 2015 se da de manera natural
.  

Tratándose de un proyecto primordialmente concebido y desarrollado en nuestro país, donde orgullosamente también se produce, este ejemplar de tecnología alemana guarda lo mejor de dos mundos en sí mismo, y es precisamente lo que su genética denota desde que se le aprecia por vez primera.

A lo largo de la carrocería y hacia la zaga, las formas permanecen limpias, situación que sabe conferirle sobriedad con un toque de lozanía al mismo tiempo. Atrás, el contorno de las calaveras se ha replanteado y ahora es más afilado, dejando en el centro de las mismas la luz de reversa que las atraviesa como una fina franja horizontal. Además, esta revisión trae un difusor, reflejantes e incluso una defensa distintos. Tan relevante es este cambio para Jetta, pues, que ni los rines ha conservado del modelo anterior. Y como la capacidad de expresión es fundamental, aun colores inéditos se suman a la oferta.  

La conexión telefónica manos libres vía Bluetooth, con mandos al volante, es equipo estándar en las versiones Sportline y TDI.  

Sustancial

Se incorpora la suspensión trasera independiente 4-Link de serie en todas las versiones, adición que en sintonía con la McPherson adelante, retribuye con creces en el apartado dinámico. No hay que ir muy lejos para comprobarlo, pues es la misma que se encarga de acompañar todo el vigor del mismo GLI.  

Con sistema de navegación y un completo equipo de seguridad disponibles, solo hay que fijar la ruta. 

Bello por dentro.

Como una personalidad encantadora es más que una linda apariencia, al interior, nuestro Jetta también se reinventa. Empezando por el volante de tres radios, el mismo que se encuentra en los últimos desarrollos del grupo con la plataforma MQB, todo el habitáculo ha recibido un trabajo de estética integral, y asimismo toca al pomo de la palanca de velocidades. El completo equipamiento, que ahora brinda la posibilidad de escoger hasta entre tres diferentes sistemas de infotenimiento, suma a un nuevo cluster de instrumentos insertos en puertas, consola y tablero. La atmósfera de renovación está regida por líneas verticales y paralelas que adoptan la armonía de su anatomía exterior, y complementada por las alternativas para teñir las vestiduras, ya sean de leatherette o tela, con un pigmento bitono. En general, y esta es con exactitud una de las características más elementales en el Nuevo Jetta 2015, la cabina se antoja con un nivel de confort propio de segmentos superiores, gracias también a la calidad de armado que lo respalda.  

Funcional

La estética también persigue un fin práctico. El nuevo diseño de la carrocería reduce hasta en un 10% la resistencia al viento, lo cual se traduce en un mejor desempeño y estabilidad del vehículo. Además, este es un factor determinante para el ahorro en el consumo de combustible, incrementando así la eficiencia y ofreciendo mayores posibilidades para cubrir más terreno con el mismo tanque. Después de todo, esta ha sido siempre una premisa en la casa Volkswagen: ingeniería que se disfruta. A la vista y en el día a día.  

De fiar.

Avalando todo el grado de confiabilidad que desde siempre ha sabido estar relacionado con Jetta, y que ahora se incrementa un poco más, bajo su fisionomía sigue descansando la familiar ingeniería teutona de principio a fin. Con cinco cilindros bajo el cofre, que lo alejan de la competencia con sobrado margen por prestaciones, el motor 2.5 litros cuenta con las proporciones ideales en el segmento para mediar la relación entre potencia y eficiencia. Son 170 caballos de fuerza y 240 Nm (177 lb-pie) de par que pueden ser administrados vía una transmisión manual de cinco relaciones, o bien, una automática secuencial de seis. No obstante, se mantiene la variante acceso con el conocido 2.0 litros y 115 caballos. Y si la premisa es el ahorro, la robusta planta motriz a diésel con tecnología de última hornada, será el mejor aliado. Nada que 140 caballos de poder y 320 Nm (236 lb-pie) acoplados a una DSG de seis escalones no puedan hacer.

Moderno, el Nuevo Jetta 2015 continúa fiel a sí mismo, auténtico. Y tal como aquellas personas, de esas que da gusto conocer y frecuentar, continúa ganando seguidores. Gracias a un manejo seguro, enérgico y práctico cuando se le pide, persiste en representar más que la mejor alternativa para sea cual sea el camino adelante; es un auto con clase y una identidad que a nadie escapa en ser reconocida.  

¿Caminos sinuosos? Con frenos ABS, control de tracción (ASR) y bloqueo electrónico de diferencial (EDL) de serie… Adelante